5 pasos para tener una piel radiante

Por: admin 29/08/2016 0 Comentario(s)

Para lucir una piel radiante y luminosa, no basta con aplicar polvos iluminadores y utilizar diferentes corretores para dar uniformidad al color de tu piel, también es necesario seguir una rutina diaria muy sencilla que hará que la aplicación de estos polvos sea mucho más eficaz.

En este post, te voy a mostrar 5 pasos básicos que puedes aplicar en tu vida diaria de forma fácil y sencilla, haciendo que tu piel luzca mucho más limpia, radiante y luminosa.

 

Paso 1. Exfoliar y tonificar. 

Como ya hemos comentado en posts anteriores, es fundamental eliminar las celulas muertas y renovar las células de la pie,l mediante la exfoliación, una o dos veces a la semana. Además, es si cabe más importante que la exfoliación, aplicar tras ésta los productos adecuados. Te recomiendo utilizar, tras el exfoliante, un tónico facial que revitalice tu piel. Ya sabes que este paso muchas veces lo saltamos y no le damos la importancia necesaria; sin embargo, la tonificación de la piel es un must que debemos tener en cuenta en nuestra rutina de limpieza diaria.

 

Paso 2. Utilizar ampollas faciales ricas en vitamina C o cremas antioxidantes.

La vitamina C forma parte de un importante sistema redox y, entre otras muchas funciones, se encarga de la formación del colágeno, de la cicatrización de heridas y es un inmejorable antioxidante. Gracias a esta acción, previene a nuestra piel contra los radicales libres que han aparecido a lo largo del verano por culpa de las radiaciones solares, como hemos comentado en otros posts. Estas ampollas son ideales para pieles con muchas arrugas y manchas que han quedado muy resentidas después de la época estival. Éstas, te aportará un plus de luminosidad debido a que neutralizan los efectos de la contaminación, el humo del tabaco y la exposición solar. Te recomendamos probar las ampollas con vitamina C de Be+. Una vez las pruebes se convertirán en un gran aliado de tu tratamiento habitual.

 

Paso 3. Cuida tu alimentación.

Cuidar tu alimentación es uno de los apsectos fundamentales para mantener una piel luminosa. Si te cuidas por dentro, se nota por fuera y esto es aplicable también, como no, a tu piel. Una alimentación variada y nutricionalmente equilibrada te aportará todas las vitaminas y minerales necesarios para que tus células trabajen fabricando elementos básicos como el colágeno para que tu piel luzca espléndida. Recuerda que, al igual que con las ampollas faciales, es importante la ingesta de alimentos ricos en vitamina C como los cítricos, las frutas del bosque y las verduras, especialmente patatas y pimientos.

 

Paso 4. Bebe agua.

Es recomendable beber de 1.5 a 2 litros de agua diarios. El agua es el mejor limpiador y detoxificante para tu cuerpo, así que si limpiamos nuestro cuerpo por dentro, observaremos los resultados también por fuera. Con un nivel óptimo de hidratación corporal, la aparición de las arrugas disminuye considerablemente, así que ¡no esperes a tener sed para beber!. Simplemente, adquiere al rutina de beber la cantidad recomendada diariamente.

 

Paso 5. Evita el estrés.

El estrés "fabrica" arrugas y nos hace vivir en una situación continua de desasosiego. Para evitarlo, practica algún tipo de deporte al aire libre, imprégnate todas las mañanas de luz azul (luz de sol) y, sobre todo, quiérete a ti mismo, como eres y no por lo que te gustaría ser. Seguro que esto te hará sentirte más libre y más feliz.

 

Al final, ya sabes, a mayor nivel de felicidad y autoestima, menor nivel de arrugas. ¿Te animas a aplicar estos consejos? ¡Cuéntanos tus resultados!

Imagen piel radiante

 

Dejar un comentario