¿Gripe? ¿o catarro?

Por: Nupefarma 11/01/2018 0 Comentario(s)

¿Cómo sé que lo que tengo es un catarro y no una gripe?

En estos últimos días es muy frecuente que se acuda a la farmacia con síntomas de resfriado que mucha gente confunde con la gripe. En nuestra profesión es muy común escuchar la frase “Por favor, deme algo para esta gripe que tengo”. Normalmente la respuesta de nuestra parte es preguntarle al paciente “¿Qué es lo que le pasa?” y, la mayor parte de las veces, la respuesta es: "Es que tengo la gripe y me encuentro fatal, mire estornudo muchísimo, me lloran los ojos y me parece que tengo hasta fiebre”.

Bueno pues, seguramente, lo que le pase a este paciente es más bien que tiene un resfriado y no la gripe. Pero, ¿cómo diferenciamos al uno de la otra? Aquí os voy a dejar unas pautas que os ayudarán al menos a aclararos pequeñas dudas que surjan respecto a este tema y consejos a seguir en ambos casos.

 

Generalmente los síntomas de la gripe suelen aparecen 1 o 2 días después del contagio, éste se produce con la inhalación de gotitas que contienen el virus que salen con la tos o el estornudo de una persona infectada o también puede producirse al tocar objetos o superficies previamente infectadas por otra persona. Al principio los síntomas se parecen a los de un resfriado común, pero inmediatamente después pasan a mayores.

Por ejemplo, el primer síntoma que aparece suelen ser los escalofríos y a partir de ahí lo normal es comenzar a sentirse cansado, débil y sin apetito. Lo habitual es que se desarrolle fiebre  y que el cuadro se generalice afectando a todo el cuerpo dando lugar a dolores musculares sobretodo en la espalda y en las piernas. Son frecuentes también los dolores de cabeza asociados a dolor alrededor de los ojos y detrás de ellos. Es por todo esto que la gripe invalida durante unos días a la persona que la sufre obligándola a guardar reposo.

Pero entonces, ¿qué es un resfriado?, pues casi que todo lo demás. Es decir, todos los procesos que ocurren desde la garganta a la cabeza, como estornudos (en la gripe no se suele estornudar), mocos, nariz roja, congestión nasal, tos seca, dolor de cabeza…y a veces febrícula (fiebre inferior a 38º) y aunque también suele producir dolor general, el restablecimiento es total en un par de días y no invalida del mismo modo que la gripe.


¿Cómo sobrellevar estos procesos?

En el caso de la gripe es importante guardar reposo y beber mucho líquido. Y, en el caso de los catarros, se pueden encontrar multitud de presentaciones en el mercado que os ayudarán a sobrellevar mejor el proceso, además es aconsejable la ingesta de vitamina C y el uso de aguas de mar nasales en spray (en el caso de tener mocos y tos seca), si estas llevan aloe vera y camomila mucho mejor porque dejan las fosas nasales más hidratadas. Por ejemplo: Respimar , ns vitans vitamina c.


¿Cómo puedo prevenirlos?

Sin duda alguna la vacunación para la gripe, y llevar una higiene adecuada , como el lavado de manos con germicidas después de sospechar haber estado en contacto con el virus.

 

Una vez superado el proceso, sobre todo la gripe, es normal que nos sintamos fatigados por lo que determinados complejos vitamínicos a base de jalea real pueden resultarnos muy útiles en la aceleración de la recuperación, para ello existen multitud de presentaciones con  jalea real que nos aliviaran esos estados de astenia. Por ejemplo: Alvityl, Apiserum, Astenolit, Ns vitans energy, y muchos otros que puedes obtener en nuestra web.

Y si aún con todo esto seguimos sin apetito podemos ayudar a nuestro cuerpo proporcionándole suplementos alimenticios durante unos días como por ejemplo: Meritene y Pediasure

 

Espero que estos consejos os ayuden a llevar mejor todos estos procesos y que no os invaliden demasiado vuestra vida diaria.

 

Dejar un comentario