Irrigación bucal, para que y para quien

Por: admin 09/07/2019 0 Comentario(s)
   
 
 
    La mayor parte de las veces que compramos un cepillo de dientes lo hacemos por libre y sin ningún tipo de consejo añadido.
 
   En muchas ocasiones los supermercados y grandes superficies nos camelan con jugosas ofertas en las que por un módico precio se puede adquirir un pack para toda la familia. Primer error. El segundo es pensar que si acudimos a la farmacia el precio por el "mismo " producto es más alto.Esto evidentemente no es así porque jamás se tratará del mismo producto. Eso si, luego el dentista ya se encargará de arreglar el estropicio producido por una mala higiene dental debida a una mala elección y posterior mal cepillado de nuestra boca.
 
   El cepillo de dientes es la herramienta más importante para controlar la placa bacteriana aunque con este solo cubrimos un 60% de toda la superficie dental. El otro 40% es el area interproximal , que debido a su localización favorece el crecimiento del biofilm bucal causando multitud de patologias como las caries, gingivitis, mucositis periimplantaria, halitosis...
 
       
 
 
 
 
   Para poder limpiar esta zona es importante el uso de cintas, sedas e irrigadores bucales. Con todo esto se podran eliminar los restos de comida y el biofilm adherido entre los dientes.
 
   Con los irrigadores bucales conseguiremos además llegar a las zonas subgingivales más profundas.
 
Pero, ¿Sabeis exactamente qué es la irrigación bucal?
 
   Es un proceso en el que se utiliza un dispositivo que aplica de forma directa un chorro pulsátil de agua o cualquier otra solución colaborando en la eliminación de las bacterias acumuladas en cualquier zona de los dientes desde su superficie hasta los espacios interdentales y areas de más difícil acceso.
 
¿A quién va dirigido el uso de irrigadores bucales?
 
   A todas las personas con capacidad para poder usar estos dispositivos y que necesiten un óptimo resultado en su higiene bucal diaria. Además está especialmente indicado en:
 
1-Ortodoncias
2-Personas con coronas y/o implantes
3-Enfermedad periodontal
4-Personas a las que les da peteza el uso de cintas y sedas
5-Diabéticos
6-Para todos los pacientes en general el buen uso de un irrigador les mejorará la salud de sus encías reduciendo la inflamación y el sangrado gingival
 
    Y en los pacientes con necesidades especiales como los que usan ortodoncia la eliminación de la placa es realmente significativa y los mismos resultados se pueden observar en pacientes diabéticos y portadores de implantes y coronas.

Dejar un comentario