• Nuevo
Vitae OlioVita® Protect 30 cápsulas

Vitae OlioVita® Protect 30 cápsulas

Últimas unidades en stock
24,35 €
Impuestos incluidos

Reviews by Revi

 

Fotoprotector oral para el sol que cuida y protege tu piel, previniendo la alergia al sol, gracias a su combinación única de ingredientes naturales

OlioVita Protect® es una combinación a base de extractos exclusivos 100% naturales: aceite de espino amarillo, extracto de pomelo y romero, y vitamina D, con propiedades hidratantes y antioxidantes.

Ingredientes con propiedades hidratantes y antioxidantes, que actúan nutriendo, protegiendo y reparando la piel de los efectos nocivos de los rayos solares, sin bloquear el bronceado natural de la piel.

Protección solar desde el interior

Fotoprotección y prevención de la alergia al sol desde el interior

  • Hidratante
  • Nutritivo
  • Antioxidante
  • Protector y reparador

¿CÓMO ESTOY FORMULADO?

Aceite de espino amarillo: rico en ácido palmitoleico-Ω7. Este ácido se encuentra en la membrana de las células de la piel y las mucosas, favoreciendo el equilibrio hídrico, el paso de nutrientes y la protección frente a microorganismos y radicales libres. Contribuyen en reforzar, hidratar y renovar la piel y las mucosas y en disminuir la rugosidad y aumentar la elasticidad de la piel. En este sentido, el aceite de espino amarillo es un potente ingrediente en el ámbito nutricosmético antiaging y en términos de belleza en general.

Extracto de pomelo y romero: los beneficios en cuanto a la reducción del eritema por exposición al sol y la mejora en parámetros como la hidratación, la elasticidad y la disminución en la profundidad de las arrugas, se multiplican por el efecto sinérgico del aceite de espino amarillo con el extracto de pomelo y romero.

Vitamina D: la vitamina D es sintetizada en el organismo cuando se expone a radiación solar. Según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), en España hay una falta de vitamina D debido, por ejemplo, a que  no siempre se reciba luz solar directa al menos 30-45 minutos por semana, poseer una edad avanzada, malabsorción intestinal por diversas razones, uso de determinados fármacos, sufrir algunos tipos de enfermedades metabólicas, renales o hepáticas, entre otras.

Tomar 1 cápsula fotoprotectora al día.

Para una exposición prolongada y/o intensa tomar 2 cápsulas por día.

¿Cuál es la diferencia entre un fotoprotector oral y uno tópico?

La fotoprotección oral tiene como objetivo prevenir el daño que ocurre en nuestra piel como resultado de su exposición a la radiación principalmente ultravioleta (UV). Las estrategias de fotoprotección en cápsulas se centran principalmente en la reducción del tiempo global de exposición al sol, especialmente en las horas del mediodía. El fotoprotector tópico es aquel que actúa de forma más localizada sobre la piel en la zona de aplicación evitando la incidencia de dichos rayos dañinos para el organismo mientras que un fotoprotector oral contribuye al bienestar general de la piel desde el interior, favoreciendo los mecanismos de defensa propios del organismo.

¿Cómo funciona un fotoprotector oral?

Para protegerse de la agresión por parte de las radiaciones externas, la piel posee unos mecanismos de adaptación y de defensa, como lo son el engrosamiento de la capa córnea, la producción de melanina, la activación de moléculas antioxidantes, los sistemas de reparación del ADN y la síntesis de citocinas entre otros. Estos mecanismos de fotoprotección natural tienen una eficacia variable según los individuos, siendo insuficientes especialmente en las personas de fototipo claro. El fotoprotector oral, contribuye al refuerzo de éstos mecanismos desde el interior gracias a los ingredientes que los constituyen.

¿Cómo usar un fotoprotector oral?

Lo ideal, es combinarlo siempre con un fotoprotector tópico para favorecer lo máximo posible a la salud de la piel.

¿Cómo protege un fotoprotector oral frente a la alergia al sol?

La alergia al sol es un concepto que usamos para referirnos a una serie de patologías cuyos síntomas se manifiestan tras la exposición solar. Estamos hablando de manchas solares, tanto en la cara como en la piel del cuerpo, léntigos solares, granitos, urticaria, enrojecimiento, ampollas o descamación, que suelen producir picor o dolor. Su forma más común es la denominada erupción polimorfa lumínica.

Se recomienda que las personas que sufren alergia al sol tomen medidas preventivas como usar ropa adecuada que les proteja de la luz solar, evitar sobreexposición y consumo de determinados medicamentos y protegerse con suplementación específica. Todas estas medidas están orientadas a la prevención de la aparición de la alergia solar.

183473 203038
2 Artículos